Marzo 31, 2021

EFECTOS DE LA PANDEMIA MARCARON LOS RESULTADOS FINANCIEROS DE EFE EN 2020

  • Los ingresos por concepto de pasajeros disminuyeron en 45% como efecto de la caída de demanda, mientras que la carga y negocios no tarifarios aumentaron en 4 y 8 puntos respectivamente.
  • Plan de contención y baja de gastos variables, implicó una reducción de 9% en sus costos.     

La mantención ininterrumpida de los servicios de pasajeros y de carga, en el contexto de la emergencia sanitaria, significó un importante esfuerzo para la Empresa de los Ferrocarriles del Estado, durante 2020.

De esta forma, con el objetivo de asegurar la continuidad y seguridad de transporte para miles de usuarios, junto con mantener la cadena de suministros, EFE mantuvo su operación, con bajas de demanda que llegaron a un 80% de los usuarios en los períodos críticos de la pandemia.

En consecuencia, los resultados consolidados entre enero – diciembre de 2020 para los diversos servicios ferroviarios de pasajeros registraron una disminución de 53% en la demanda, pasando de 45,9 millones en 2019 a 21,5 durante 2020, lo que se tradujo en una disminución de 24,3 millones de usuarios.

Esto implicó una caída del 45% en los ingresos, pasando de MM$44.234 en 2019 a M$24.247 en 2020, es decir, MM$19.807 menos. La diferencia entre el número de usuarios y de ingresos, se explica por la corrección de la tarifa técnica que paga Transantiago por los pasajeros del Servicio Nos, junto con la mantención de algunos subsidios a la operación, especialmente en el servicio Corto Laja y Talca-Constitución. 

Con el fin de mitigar la caída de ingresos, la compañía estableció un estricto plan de contención de costos que, junto a la disminución de los gastos variables, redundó en una caída de 9% en los costos de venta y administración que llegaron a MM$ 81.262, mientras que en 2019 sumaron MM$89.325.

Esto último, sumado al aumento en los ingresos por concepto de carga en 4% (MM$ 12.621) y de negocios no tarifarios de 8% (MM$ 9.900), permitió contener, el impacto de la pandemia en los resultados financieros de la empresa.

De esta forma, el Ebitda de la empresa fue de -MM$34.315, lo que representa una caída de MM 10.446 respecto de 2019. Asimismo, la pérdida neta del periodo llegó a MM$71.142, lo que se explica principalmente por depreciación y deterioro de activos, reajustes de deuda financiera y resultados no operacionales, que implicó un aumento del 23% respecto del año anterior en que sumó MM$57.853.

Comparte: