Enero 13, 2023

Puente Ferroviario sobre el Río Biobío volverá a operar a mediados de abril y su recuperación técnica será óptima y con altos estándares de seguridad

La empresa informó que los diferentes análisis y estudios efectuados a la totalidad del viaducto permitieron identificar anomalías y diseñar un plan de recuperación operacional en un plazo acotado, que cumplirá con los más altos estándares de seguridad ferroviaria.

EFE Trenes de Chile entregó hoy los detalles de las tareas que ya se encuentran en curso y las fechas e hitos que contempla la recuperación del histórico viaducto, anunciando además un reforzamiento del plan de contingencia a contar de marzo y la priorización de estudios y obras de conectividad ferroviaria para la región. Estas acciones se sumarán a la colaboración que prestará EFE en todas las acciones que emprenderán las autoridades sectoriales para atender esta contingencia.

EFE Trenes de Chile dio a conocer esta mañana las características y plazos de la recuperación operacional del actual puente ferroviario sobre el Río Biobio, tras concluir un programa de análisis y revisión de la totalidad de la centenaria estructura. Según lo informado por la empresa, las faenas ya se iniciaron y estarán terminadas el 31 de marzo en la estructura y luego se aplicará, durante 15 días, un protocolo para la restauración del servicio, que significará un periodo de pruebas operacionales con trenes de carga.

El gerente general de EFE, José Solorza, durante una visita a las obras del Nuevo Puente Ferroviario informó a las autoridades regionales del plan de recuperación operacional y señaló que la empresa ha cumplido cada uno de sus compromisos respecto de fechas y recursos para atender con calidad y prontitud esta contingencia que afecta el tránsito ferroviario sobre el Río Biobío.

“EFE desde el comienzo ha planteado que los 4 principios que guían su actuar en esta contingencia han sido la seguridad, la responsabilidad, la transparencia y la empatía con los usuarios y habitantes de la región. En esa condición, la empresa señaló un camino que ha cumplido rigurosamente: dijimos que el 16 de diciembre entregaríamos una primera aproximación. Luego fijamos un plazo de 30 días para dar a conocer un diagnóstico del puente y un plazo de 60 días para reparar la cepa afectada”, señaló el ejecutivo.

Agregó que “también dijimos que, si se detectaban anomalías adicionales, podría extenderse el plazo de reparaciones. Y aquí estamos, tres días antes del vencimiento que nos fijamos, cumpliendo nuevamente, para dar a conocer los antecedentes disponibles y la presentación del plan de trabajo completo para la recuperación operacional del puente ferroviario”.

A su vez, el presidente de EFE Trenes de Chile, Eric Martin, dijo que el compromiso asumido consideraba una evaluación de las condiciones de la totalidad de las 61 cepas que sostienen el puente. “Ese trabajo se desarrolló en superficie y también a nivel subacuático y nos permitió actualizar con detalle el estado del puente y precisar las faenas necesarias para una recuperación técnica óptima y con altos niveles de seguridad”.

En tanto, Nelson Hernández Roldán, gerente general de EFE Sur, manifestó que se están realizando todas las acciones necesarias para cumplir con los plazos establecidos durante la segunda quincena de abril, dado que “nuestro propósito es generar el menor impacto posible y garantizar la seguridad de todos y todas, nuestros pasajeros, nuestros trabajadores y nuestros clientes de carga”. La autoridad indicó que se realizará un reforzamiento del plan de contingencia implementado, con el objetivo de adecuarlo a las necesidades que se presenten a contar de marzo, y manifestó que se trabaja de forma coordinada con las autoridades regionales y locales en la implementación de acciones conjuntas o complementarias.

Sobre los análisis del Puente Ferroviario Biobío

A nivel de hallazgos, EFE informó que entre las cepas 2 y 10, se detectaron asuntos menores, que corresponden al apriete o reemplazo de pernos o abrazaderas con algún nivel de oxidación, cuya labor ya comenzó durante la presente semana y se extenderá dentro del plazo originalmente establecido.

Entre las cepas 15 a la 61, se trata de una zona en que no se observaron dificultades. De acuerdo con las batimetrías, se registra un comportamiento similar en el lecho, con un alto nivel de embancamiento, en los escaneos láser no se evidencias variaciones de la estructura y no se comprobaron diferencias en relación a cómo estaba la estructura antes de la contingencia.

Las afectaciones fueron halladas en las cepas 11, 12, 13 y 14, con diferentes magnitudes, pero el criterio que primó fue ejecutar faenas similares en estándar y solución técnica. Las revisiones detectaron pilotes de menor largo de los que informaban los planos de construcción de 1889 y fenómenos de socavación que son materia de un estudio de mayor envergadura que se encargó al especialista de la Universidad de Concepción, Óscar Link.

EFE dijo que las revisiones subacuáticas que detectaron el tronco que golpeó un pilar de la Cepa 11 también permitió comprobar una socavación en la zona que, si bien estaba prevista en el Estudio de Impacto Ambiental, no fue mayor que la pronosticada, pero dejó en evidencia pilotes más cortos. Ello pudo solucionarse con el resguardo y protección de las cepas del sector a través del relleno del fondo del río en dichas zonas y la instalación de “maxi sacos” con arena.

El plan de trabajo establecido para la cepa 11, 12 y 13 considera la técnica de hincado de 4 pilotes por cepa que permitirán reforzar la estructura. A su vez, se realizará un “gateo” de en la parte superior para regresar la vía a su nivel normal. En el caso de la cepa 14, por ubicarse más alejada, se abordará a través de otra técnica constructiva, denominada micropilotes. Esta solución fue desarrollada conforme a la propuesta de los asesores especialistas Tomás Guendelman y Óscar Paredes.

Respecto de los plazos

La reparación de la cepa 11, se realizará dentro de los 60 días que se comprometieron originalmente. Sin embargo, deberán realizarse ajustes al programa de trabajo comprometido inicialmente (al 17 de febrero), con el propósito de:

  1. Reparar las cepas 12, 13 y 14, de acuerdo con las técnicas constructivas antes descritas.
  2. Cumplir con un protocolo para la restauración del servicio, que comprende la realización de pruebas operacionales con el paso de trenes en un lapso de tiempo estimado de 15 días, que es lo habitual cuando se habilita o recupera un puente.
  3. Instalar sensores digitales a lo largo de todo el puente para verificar el comportamiento de la estructura cada vez que se registre el paso de trenes, entregando información prácticamente en línea. Es decir, cada vez que circule un tren, se proporcionarán antecedentes sobre su desempeño en torno a 5 minutos.

De esta manera los plazos serán los siguientes:

  • Al viernes 17 de febrero:
    • Reparaciones menores, en relación con el mantenimiento de cepas 2 a la 10.
    • Reparación de la cepa 11.
  • Al 31 de marzo:
    • Reparación de la cepa 12, 13 y 14.
  • Entre el 1 al 15 de abril:
    • o   Pruebas operacionales dinámicas y estáticas.

Comparte:

Responde nuestra encuesta Responde nuestra encuesta